Seis Arquitrabes
Fernando Espinosa Gutiérrez
seis arquitrabes
arquitectura técnica
Seis Arquitrabes
 
 
¿ES OBLIGATORIA LA TARJETA PROFESIONAL DE LA CONSTRUCCIÓN? 30-Mar-11

 

 

 

 

 

 

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo, en sentencia de 27 de octubre de 2010, ha anulado y establecido la interpretación de diversas previsiones del IV Convenio General del Sector de la Construcción, relativas a la Tarjeta Profesional de la Construcción.

La sentencia, que estima parcialmente los recursos de casación interpuestos por la Confederación Sindical ELASTV y la Confederación Inter-sindical Gallega (CIG) contra las partes firmantes del citado Convenio , establece que:

La TPC es válida como medio facultativo para que el trabajador acredite la formación recibida en materia de prevención de riesgos laborales.

Sin embargo, anula la Disposición Transitoria 4ª del Convenio, en la que se determinaba que la TPC “adquirirá carácter obligatorio a partir del 31 de diciembre de 2011”. Considera el Tribunal Supremo contraria a Derecho esta disposición por entender que excede de la capacidad regulatoria de la negociación colectiva, por suponer una limitación del derecho al trabajo que tendría que estar establecida por Ley en virtud de la reserva que consagra la Constitución. Además, indica la resolución que esa disposición podría llevar al absurdo de hacer imposible la contratación de quiénes no han sido previamente trabajadores del sector de la construcción, caso de considerarse obligatoria la TPC. Señala la sentencia que “es clara la falta de competencia del Convenio Colectivo para introducir esta regulación que afecta no a la mera acreditación de una formación laboral, sino a la creación en práctica que un título rehabilitante de la contratación”.

Dentro del contenido de la TPC se incluye la posibilidad de reflejar en ella los reconocimientos médicos. Por ello se determina la sentencia que “las previsiones del Convenio en esta materia, si se entienden referidas al contenido de los reconocimientos no se ajustan a las exigencias derivadas al respecto a la intimidad, y esta invasión de la intimidad no puede justificarse en el presente caso en función del consentimiento del trabajador “porque no hay ningún interés que justifique el que se recaben estos reconocimientos médicos confidenciales, se hagan constar en una Tarjeta Profesional y se remitan a la Fundación Laboral de la Construcción; ni porque el consentimiento del trabajador a la hora de proporcionar esta información puede verse perturbado por las consecuencias que la negativa a aportar informes pueda tener sobre sus posibilidades de ser contratado a partir de la posible clasificación de los trabajadores, distinguiendo entre los que aportan los reconocimientos y los que no lo hacen.

No obstante, aclara la resolución que las consideraciones señaladas “afectan lógicamente al contenido de los reconocimientos médicos, pero no al mero dato que se limita al constatar que éstos se han realizado sin aportar información sobre su contenido o resultados”, por lo que no es necesario anular la referencia que se contiene en diversos apartados del Convenio, siempre que se entienda que informan sobre la mera existencia de los reconocimientos sin constancia, registro, certificación o expresión de su contenido.

 

Fuente: COAATIEMU – Mar 2011 

Fernando Espinosa Gutiérrez
arquitecto técnico
Calle Marquesado de los Vélez, nº15, 3ºB· c.p.: 30.170 mula (murcia)
telf. / fax: 968 664 278 · email: yo@fernandoespinosa.es   Aviso Legal

Powered by O2W eSolutions