Seis Arquitrabes
Fernando Espinosa Gutiérrez
seis arquitrabes
arquitectura técnica
Seis Arquitrabes
 
NOTICIAS

16-Jul-10

CRITERIO DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO SOBRE LOS RECURSOS PREVENTIVOS  

25-Jun-10

FERNANDO ESPINOSA GUTIÉRREZ IMPARTE UN NUEVO CURSO DE SEGURIDAD y SALUD  

01-Jun-10

NUEVO ENCARGO PROFESIONAL EN MATERIA DE SEGURIDAD y SALUD PARA SEIS ARQUITRABES, S.L.P         

29-Apr-10

NOVEDADES LEGISLATIVAS EN MATERIA DE SEGURIDAD y SALUD, R.D. 337/2010    

21-Apr-10

1ª SEMANA DE LA PREVENCIÓN DE ALMERÍA, 14, 15 y 16 de ABRIL de 2010           &nbs ...

08-Apr-10

FERNANDO ESPINOSA GUTIÉRREZ IMPARTE UN CURSO SOBRE REDACCIÓN DE ESTUDIOS DE SEGURIDAD Y SALUD EN BURGOS    

06-Oct-09

EN FUNCIONAMIENTO LAS NUEVAS INSTALACIONES DE SEIS ARQUITRABES, S.L.P  

28-Aug-09

SEIS ARQUITRABES INCORPORA A SU PROCEDIMIENTO DE SERVICIOS DE COORDINACIÓN DE SEGURIDAD UN NUEVO INFORME MENSUAL  

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7

 
LOS ESTUDIOS y PLANES DE SEGURIDAD y SALUD, ¿SON DEMASIADO EXTENSOS? 15-Dec-15

 

 

 

 

Los estudios y planes de seguridad y salud ¿son demasido extensos?

Mi idea para elaborar contenidos útiles.

 

¿Son realmente útiles los estudios de seguridad y los posteriores planes que se elaboran para nuestras obras?, ¿aportan sensatez y coherencia a la prevención?, ¿o simplemente se redactan para procurar el cumplimiento legal de las exigencias establecidas en la normativa española?

Personalmente me decanto por la última opción, por desalentadora que resulte. Mi elección genera automáticamente la respuesta negativa a las dos primeras preguntas, lo que debería preocuparnos seriamente a todos los agentes intervinientes en una obra de construcción: promotor, directores de obra y de ejecución, coordinador de seguridad y salud, contratista, subcontratistas, trabajadores autónomos, trabajadores por cuenta ajena, suministradores, entidades de control, laboratorios, servicios de prevención, etc.

Incluyo a casi la totalidad de intervinientes para hacer ver, a quién aún no haya sido capaz de hacerlo, que la prevención en las obras de construcción es cosa de todos, no solo de los mandos.

¿Hay motivos para que estos documentos preventivos no cumplan con sus respectivos objetivos? Por un lado, parecen haberse convertido en enciclopedias preventivas, con la única intención de contemplar todas las posibles unidades de obra a ejecutar y todos los equipos de trabajo habidos y por haber, para así no estar faltos de contenido en caso de tener que pasar el filtro de la Inspección de Trabajo. Eso sí, sin eliminar sus redundancias y en algún que otro caso, sin ni siquiera revisar su ortografía.

Por otro lado, la anestesia preventiva que impera en la mayor parte de nuestras empresas, impide la integración de la prevención en éstas, no procurando que la misma forme parte inequívoca del proceso productivo.

Vamos que entre unos y otros, la casa sin barrer. Nuestros estudios de seguridad y salud, y su posterior desarrollo y conversión en los planes de seguridad elaborados por los contratistas, dejan bastante que desear en cuanto a la coherencia de su contenido, y no parece que nadie venga dispuesto, hasta la fecha, a dar un más que necesario giro al asunto.

Medidas preventivas tales como “los trabajadores no transitarán en la vertical de cargas suspendidas” o “los trabajadores harán uso de forma permanente del casco de protección”, resultan si se me permite la expresión, ridículas, por cuanto lo que prescriben es más que conocido por todos, y no debiera estar registrado documentalmente en ningún sitio.

Y me explico.

Cosas tan evidentes como “no se puede pasar con el semáforo en rojo” no deberían incluirse en documentos y debieran estar tan grabadas en nuestras mentes, que ni siquiera se nos deberían recomendar u ordenar, como tampoco nadie tendría que velar porque cumpliéramos con tales premisas.

Creyendo estar dando por hecha una colaboración por parte de “todos”, que no es lo real que debiera, la inclusión en estudios y planes de seguridad y salud, de numerosísimas medidas preventivas similares a las indicadas, no consiguen sino aglutinar información innecesaria y distraer nuestra atención respecto de lo verdaderamente importante y útil en la prevención: la anticipación y planificación a la ejecución de trabajos, la coordinación de actividades, el control de los métodos de trabajo, la puesta en marcha de máquinas o equipos de trabajo, la organización geográfica dentro de la obra, etc.

Recientemente he tenido la enorme fortuna de elaborar un estudio de seguridad y salud para un edificio universitario de considerable volumen e importe económico. Entregado el encargo profesional al cliente, tuve la ocasión de leer con más detenimiento ciertos contenidos, y en todas las unidades de obra desarrolladas y medios auxiliares, máquinas o equipos de trabajo previstos, se incluye un listado de los equipos de protección individual a emplear.

De forma aproximada, se cita el casco de protección en unas cincuenta (50) ocasiones, mientras que el sistema anti-caídas para el caso de trabajos en altura se menciona en unas veinte (20) situaciones. Haciendo una estimación más que aproximada, la información referida y que cita a los equipos de protección individual ocupa aproximadamente veinticinco (25) páginas del citado estudio de seguridad y salud. ¿No son demasiadas?

Más allá de la opinión que genere lo que aquí planteo, me he decidido en lo sucesivo, a que este documento incluya un único apartado independiente, dedicado a los equipos de protección individual, que simplifique y reduzca drásticamente la información que hasta ahora venían contemplando, de forma que no se repitan una tras otra vez los listados de equipos a usar.

Adjunto a continuación un primer borrador del citado apartado, que podéis descargar, que procede mejorar y que no concibo con intención de introducirlo a toda costa, sino como he dicho antes, de dotar a los documentos preventivos de la sensatez necesaria que creo los técnicos debemos ofrecer.

Si crees que la información del artículo y del documento que se incluye puede ser de interés para otros compañeros, no dudes en darle difusión a través de las redes sociales, mediante los enlaces incluidos más abajo.

 

Texto y fotografía: Fernando Espinosa Gutiérrez

 

Fernando Espinosa Gutiérrez
arquitecto técnico
Calle Marquesado de los Vélez, nº15, 3ºB· c.p.: 30.170 mula (murcia)
telf. / fax: 968 664 278 · email: yo@fernandoespinosa.es   Aviso Legal

Powered by O2W eSolutions